Servicios editoriales

El equipo de Edamel lo conformamos creadores, consultores y gestores de contenidos, que hacemos uso de la investigación y de las técnicas de mercado (marketing editorial) para el correcto desarrollo de nuestros proyectos; y ofrecemos servicios editoriales para formatos tradicionales y digitales.


Consultoría y desarrollo editorial | marketing editorial

Nuestros atributos

  • Especialistas porque partimos del conocimiento técnico y experiencia multidisciplinar de todos nuestros integrantes y colaboradores.
  • Dialogantes porque, como organizaciones responsables y sostenibles, asumimos voluntariamente un modelo de gestión basado en nuestros stakeholders en el que el diálogo sincero y fluido es la base.
  • Diligentes porque afrontamos cada uno de nuestros proyectos desde las perspectivas del tiempo, del coste y de la calidad.



Nuestros servicios



Los servicios editoriales son fundamentales para encontrar el rasgo diferencial de la empresa y hacerlo destacar. Se trata de potenciar sus valores comerciales de manera visual para que todo el público pueda tenerlos presentes. A su vez, es un modo de consolidar al negocio como una opción atractiva de cara al cliente del siglo XXI.

Hay distintos tipos de servicios editoriales. Como no podía ser de otro modo, todos están enfocados a un mismo objetivo: facilitar las maniobras de expansión de las distintas firmas y proporcionarles un entorno que les sea propicio al crecimiento. Para todo esto, es necesario  llevar a cabo un trabajo multidisciplinar.

Entre las categorías, destacamos los servicios especializados en la gestión interna. De este modo, es posible mejorar la maquetación, el estilo y otros aspectos que diferencian una línea editorial de otra. Se trata de buscar un rasgo que distinga a un negocio frente a la competencia y cree engagement en los consumidores.

Por otro lado, también destaca una segunda categoría que está más relacionada con los negocios. Así, hay que elaborar estrategias de marketing editorial que permitan dar a conocer a la empresa. Se busca también acercarla a los nuevos avances para transformar los retos del futuro en oportunidades.

Gracias a estos servicios, es posible potenciar los puntos fuertes de una editorial de cara a sus clientes. Del mismo modo, juegan un papel fundamental a la hora de ampliar la red de colaboradores. Todo esto ayuda a alcanzar el éxito, más aún en un contexto incierto como el que predomina en la actualidad.

Los servicios que se prestan a las editoriales y a departamento de comunicación y marketing son la clave de su éxito. Esto se debe, entre otros factores, a la creciente optimización de su actividad interna. Como consecuencia, las compañías acaban mejorando el estilo y la calidad de sus contenidos, algo que repercute definitivamente en la satisfacción del consumidor y del resto de stakeholders.

Según las tendencias actuales, la calidad editorial será cada vez más importante. El auge de los ebooks ha obligado a las empresas a adaptarse a los nuevos tiempos. Esto requiere llevar a cabo una profunda remodelación interna (estructura empresarial) y externa (imagen y relaciones) que tenga la calidad como uno de sus ejes primordiales. De lo contrario, se estará perdiendo competitividad.

En esta sección se detallan los principales servicios en materia editorial que se llevan a cabo en Edamel. En todos los casos, se aplica un enfoque innovador, ideal para negocios que busquen estabilidad en los nuevos tiempos. También está adaptado a aquellas editoriales que se acaben de crear y necesiten un impulso para su actividad emergente.

Una amplia línea de servicios editoriales

La acción de Edamel se encuentra dividida en numerosos departamentos con el fin de proponer soluciones adaptadas a cualquier negocio. Para ello, se realiza un estudio profundizado de sus particularidades y objetivos. Además, se trabaja con el autor durante todo el proceso para impregnar fielmente las motivaciones de la compañía. En esta página web se detalla más información.

Un negocio se valora, principalmente, por su marca. Por tanto, es necesario reunir todo lo que se quiere dar a conocer en un mismo concepto visual que llegue a los potenciales consumidores. En este sentido, la creación de una identidad y una imagen corporativa ayuda a reforzar su cultura organizacional.

Gestión integral de proyectos

Para desarrollar cualquier estrategia editorial, antes es necesario delimitarla. Es esencial llevar a cabo una gestión integral del proyecto que permita obtener las ideas que se pretende transmitir.

Todo esto incluye concebir el servicio como un proceso completo que comienza con el planteamiento previo y finaliza con la distribución.

Para gestionar los contenidos, es muy recomendable aplicar un modelo de optimización circular. De este modo, cada actuación viene seguida de un feedback sistematizado. En base a este, es posible acometer nuevos cambios en futuros proyectos. En consecuencia, los resultados son cada vez mejores gracias a la revisión constante.

Corrección de estilo y ortotipografía

En realidad, un negocio necesita definirse por dos realidades: su mensaje y su manera de expresarlo. En esto último juega un papel muy importante el estilo, que debe ser fiel a los valores de la empresa.

Es aquí donde muchas compañías están encontrando su forma de ganar competitividad: hay  que dirigirse al público de un modo innovador y llamativo.

Un error ortotipográfico o de estilo puede tener consecuencias fatales en dos sentidos. Por un lado, en la pérdida total del mensaje, ya que no se sustenta sobre el canal que se ha preparado para este.

Por otro, en la imagen de la editorial, que deja de ser vista como una opción fiable por sus clientes y lectores.
 

Diseño editorial

Una vez que ya ha quedado claro el contenido, hay que pasar al continente. Es decir, hay que determinar la mejor manera de plasmar el valor de la empresa. Sin embargo, esto debe hacerse desde una perspectiva moderna y en línea con las últimas tendencias en materia de diseño editorial.
 
El diseño ha cobrado aún más importancia si cabe. En consecuencia, las tendencias estilísticas están cambiando rápidamente, lo que requiere observarlas en tiempo real. Para ello, es importante detectar los cambios en el sector y aplicarlos antes de que el consumidor vea a la editorial como una opción demasiado clásica o desactualizada.

Maquetación

Por otro lado, la maquetación es otro de los servicios más demandados. Según las opiniones contemporáneas, su utilidad radica en la perfecta adaptación del mensaje a su medio de exposición.
 
Esto implica elegir la mejor plataforma (ya sea online o física) y editar los textos en base a sus particularidades y exigencias técnicas.

La maquetación es, básicamente, la estructura que permite comprender el mensaje. Por ello, los escritores prestan gran atención a cómo son trasladadas sus palabras al papel. Esta tarea requiere personas que sepan analizar lo que hay más allá de lo escrito y plasmarlo en un formato visual adecuado.
 

Digitalización

La digitalización continúa siendo la asignatura pendiente de numerosas editoriales. Hoy, es más importante que nunca contar con una página web optimizada y bien posicionada. A su vez, resulta urgente tener una adecuada presencia en redes sociales generales y especializadas (clubes de lectores, por ejemplo).

Las publicaciones digitales, por su parte, ya están presentes en el día a día. Sin embargo, sorprende que el mercado digital continúe siendo un terreno poco explorado para las editoriales. Se trata de una fuente enorme de oportunidades que no se debe menospreciar, sobre todo en los próximos años.

Identidad e imagen corporativa

Construir marca es algo más que hacer un logo. Hoy en día, las grandes empresas se muestran a sus clientes a través de una tipografía, una gama cromática y unos diseños propios. Las editoriales también necesitan construir imagen de marca. No se trata de crear rasgos diferenciales, sino de detectar los que están presentes y llevarlos a lo visual.

La imagen corporativa debe reflejar, asimismo, la cultura organizacional. Es primordial identificar los valores sobre los que se sustenta el negocio y escoger maneras de mostrárselos al cliente. La clave está en conseguir que el público asocie una serie de colores y diseños con la editorial.

Publicidad

Si una línea editorial presenta una calidad excelente, el consumidor lo tiene que saber. La competencia está en constante movimiento, lo que puede dar lugar a pérdidas repentinas de visibilidad. Todo ello se traduce, obviamente, en menores ganancias económicas y en una pérdida de confianza por parte de los escritores.

Los lectores del siglo XXI se mueven mayoritariamente por internet. Esto hace que sea totalmente recomendable crear campañas de publicidad online. Estas difieren mucho de las convencionales, por lo que es necesario renovar las estrategias y adoptar nuevos enfoques. De lo contrario, nunca se accedería al nuevo cliente, y mucho menos a los millennials.

Gestión de producción

Otro de los servicios de editorial que toda empresa puede necesitar está relacionado con su propio proceso de producción. En ocasiones, un error en la cadena de fabricación puede desviar el mensaje, precisamente, hacia esos fallos. Por tanto, se debe revisar la cadena en profundidad para detectar cualquier defecto a tiempo.

Un error en la producción de la editorial puede dar lugar a un efecto dominó con inevitables pérdidas económicas. Es aquí donde radica la importancia de la optimización en la cadena de creación y suministro. Hay que cuidar del producto desde que se concibe hasta que se crea y se proporciona al consumidor final (o al intermediario).

Creación y gestión de contenidos

Hoy en día, elaborar un contenido no consiste solamente en redactar y elegir varias imágenes. Del mismo modo, ya no es correcto reducir la publicidad a varias frases que calen en la memoria colectiva. Ahora, es necesario aplicar un enfoque multidisciplinar que cubra todos los aspectos, desde su creación hasta su impacto en el público objetivo.

Después de haber cuidado qué se expresa, cómo se hace y para quién, ahora hay que pensar en la accesibilidad de la información. Es vital garantizar que todos los lectores comprendan lo  que se les está diciendo.


Animaciones

Desde hace algún tiempo, las animaciones están cobrando gran importancia a la hora de comunicar.

Se trata de diseños personalizados que reflejan a la perfección el espíritu de la compañía y llegan directamente al cliente. Además, se utilizan en todo tipo de superficies, campañas y plataformas.


Redacción

Lo más importante de cualquier contenido es, sin duda, el texto. Hay que crear un mensaje que transmita lo que se desea hacer saber y elegir las palabras adecuadas. Después, hay que asegurarse de que cumple con varios requisitos técnicos y visuales. Por último, se debe  garantizar que el contenido redactado sea transformable, es decir, que se pueda digitalizar.


Marketing de contenidos

También es necesario aplicar un enfoque transversal. Es decir, si la publicidad sirve para captar público, hay que recurrir a algo más para aumentar el interés de los posibles  clientes. En este sentido, el marketing de contenidos es vital para cualquier estrategia de difusión. Consiste en la creación de artículos y contenido audiovisual de interés para el potencial consumidor.


Diseño de proyectos editoriales

Diseñar un proyecto editorial requiere, en primer lugar, conocer a un consumidor cada vez más cambiante. Además, hay que tener total conocimiento sobre el entorno y la competencia. También es importante atender a los anteriores proyectos para continuar en una misma línea que, eso sí, debe estar optimizada.

 

Traducciones

Hay que tener en cuenta, igualmente, que el perfil de cliente actualmente es muy diverso. Por este motivo, tener las campañas en un solo idioma supone una pérdida crucial de visibilidad, especialmente en un país turístico como España. Es necesario traducir las páginas  web y campañas editoriales, pero también localizarlas para acercarlas al lector internacional.


Gestión de imágenes

Por su parte, la gestión de contenidos es la diferencia entre un proyecto bien planteado y otro que no obtiene los resultados esperados. Hay que pensar que una campaña de marketing implica reunir la esencia de una empresa y transmitírsela al consumidor. Las imágenes son lo primero que ve el público objetivo, por lo que es importante elegirlas cuidadosamente.


Infografías

Las infografías nunca pasarán de moda. Desde hace décadas, las grandes editoriales recurren a este sistema para plantear conocimientos algo complejos. Sin embargo, deben poseer ciertos requisitos técnicos para que cumplan su función principal, que es la de informar.


Ilustraciones

Un paso añadido a la elección de buenas imágenes son las ilustraciones. Sin duda, una forma ideal de marcar la diferencia y crear contenido visual en base al estilo de la editorial. Su principal punto fuerte es su versatilidad, ya que sirven para la página web y también para contenido escrito (revistas, libros, etc.).


E-books y publicaciones digitales

Los e-books se han impuesto en el mercado editorial. Frente a las primeras reticencias de los defensores del material impreso, ahora todos los negocios se han visto obligados a sumarse. 

En cambio, hay muchos que aún siguen sin hacerlo, por lo que es importante adaptarse antes de que los nuevos tiempos dejen atrás a grandes editoriales.


En definitiva, los servicios editoriales pueden ser la diferencia entre un negocio exitoso y uno discreto. 

La clave está en organizar estrategias potentes que causen un impacto considerable en el público. Todos los servicios anteriores suponen un paso añadido en la transformación de las empresas en compañías del siglo XXI. En esta página web se puede consultar cualquier duda.


Servicios editoriales a tu disposición

Estamos situados en una zona muy céntrica de Madrid, un lugar estratégico para poder ayudarte con tus proyectos editoriales, te encuentres donde te encuentres.
No dudes en ponerte en contacto con nosotros, si quieres conocer mejor la empresa o recibir más información de nuestros servicios editoriales.

676 033 855

info@edamel.com