viernes, 8 de marzo de 2013

En digital: ¿sans serif o serif?


¿Qué fuentes poseen una mejor legibilidad digital, las sans Serif (de palo seco) o las serif (con remates)? Esta cuestión, todavía sin solución, ha sido y es una de las mayores controversias de la historia de la tipografía. Y que, por supuesto, sigue en el mundo digital. 

Las tipografías de tipo serif son aquellas tipografías cuyas letras se apoyan en una especie de pie y/o poseen algún tipo de remate (en mayor o menor media ornamental). En general este "remate" aumenta la información de lectura sobre la letra, y por tanto, en un uso muy esencial y mínimo, puede decirse que resulta beneficioso para la lectura. 

Por otro lado, las tipografías de tipo sans serif carecen de todo detalle, por lo que se las conoce como de "palo seco". Son fuentes de extrema simplicidad y depuración gráfica, y por tanto de óptima legibilidad. Pero debe también reconocerse que llegados a un extremo, la gran depuración de muchas sans serif provoca una ausencia de información gráfica y al fin de falta de identidad y diferencia entre letras, lo que ocasiona de nuevo, problemas de legibilidad. 

La controversia, tomada de forma general, no posee solución aparente (aunque prácticamente toda la Web se nos presente con fuentes Sans Serif). Pueden existir fuentes Serif de mejor legibilidad que determinadas fuentes Sans Serif, y al contrario. 

En el detalle está la solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario